buscar mas ideas para disfraz

como hacer una capa medieval

Anuncios google

como hacer una capa medieval

patrones capa para disfraz patrones capa para disfraz

patrones capa para disfraz
modelos de capa para disfraz medieval

Estas capas se cortan a circulo completo







Para hacer una capa, hay que tener en cuenta que el ANCHO de la tela determina el largo de la misma. Básicamente una capa es un semicírculo, y el ancho es el radio. Por ello es imprescindible comprar TELA DOBLE DE ANCHO (1,60 aproximadamente)
patrones capa para disfraz 
Al ancho se le debe restar unos 30 cm, que es lo que cortaremos para hacer la abertura del cuello lo suficientemente grande para que, una vez cerrada la capa os cierre bien en el pecho.
160 cm - 30 cm = 130 cm de largo tendrá la capa.
patrones capa para disfraz
SUGERENCIAS
· Si eres muy alto, busca retales de tela de cortina, ya que es mucho mas ancha y la capa saldrá todo lo larga que se quiera. Y además sale muchísimo mas barata.
· La tela que tenga mucha caída, que no sean rígidas. Preguntar al vendedor. Si cae suavemente vale, si se queda tiesa y amontonada como un pantalón vaquero no.
· Y mejor que no tengan rayas ni cuadritos ni líneas rectas.
La medida para una tela normal es:
Ancho de la tela x 2 = metros que tienes que comprar.
Para tela de cortina:
Cm del cuello a los pies x 2 = metros que tienes que comprar.
*Es mejor que sobre tela que falte, no seáis tacaños. Comprar un poco de mas.
Ahora que ya tienes la tela comprada, es el momento de empezar a cortar. Si no tienes una mesa lo suficientemente grande para que la tela quede extendida, utiliza el suelo bien limpio. Para cortar la capa necesitas un voluntario que te ayude. Se dobla la tela por la mitad
(se sujeta con muchos alfileres)
patrones capa para disfraz
patrones capa para disfraz
 


Se dobla la punta procurando
que quede centrada (alfileres)
image
Imagen ampliada del pico doblado La línea discontinua debe ser un poco menos que el contorno de vuestros hombros dividido por 4. Es una recta, no una curva. Ahora hay que redondear la capa. (Jejeje, y aquí es donde yo empiezo a reírme)
Necesitáis ayuda para esto, buscar un voluntario, (V).
Con un metro de costura, tomáis la medida del largo de la capa. El voluntario sujetara el metro en la parte de arriba y vosotros (X) abajo.

Y ahora solo tenéis que trasladar esa medida partiendo de la línea del pico doblado, siguiendo la pauta de las líneas de puntos. Con una tiza se marcan con una tiza los puntos (gordos) del final.
patrones capa para disfraz
Una vez marcados todos los puntos que sean necesarios (cada 10 centímetros mas o menos), se unen con una raya. La línea resultante tiene que ser una curva suave, sin baches. Rectificar a ojo si es necesario y colocar alfiler para que no se mueva el bajo cuando cortemos.
image
Ahora, solo tenemos que cortar el pico y el bajo con las tijeras, por la líneas rojas, cuidando de cortar todas las capas de tela (hay cuatro).

IMPORTANTE: Para hacer todo esto necesitáis una mesa GRANDE, muy grande, y si no hay alguna disponible, el suelo. Es mejor destrozarse las rodillas que tener una capa desigual. Y si hay algo peor que un Nâzgul enfadado, es una tela que se resbala y se va para donde quiere.
image
Esto es lo que tenéis ahora una vez desplegado. Vamos a ver los detalles en el siguiente diagrama.
image
La línea roja señala por donde tenéis que pasar un pulsa_aquí para ajustar el cuello (sin pasarse, tiene que quedar un poquito holgado o sentiréis que os están ahorcando).Para evitar que la tela se deshaga al coser, pasar el rizo a un centímetro y medio del borde, cuidando que no se deshilache.
image

La línea azul marca el trozo que debéis volver sobre si mismo para hacer la vista. Como veis, el rizo no llega hasta el borde, se debe quedar a unos 5 centímetros del mismo. Planchar la vista hacia dentro e hilvanarla de arriba abajo.
image
Añadir leyenda
patrones capa para disfraz
patrones capa para disfraz

Os probáis ahora la capa y comprobad que os cierra por delante a la altura del pecho. Se no se puede cerrar, tenéis que cortar un poquito mas (3 ó 4 centímetros) por arriba. (Sí, cortando el rizo que ya habéis pasado, no hay más remedio). Si la medida es correcta, coser la vista a mano o a máquina. Vamos a cortar la capucha.


Al cortar la capa te han quedado dos trozos de tela dobles. De uno de esos trozos tienes que sacar la capucha, así que no puede ser más grande que el trozo que te ha quedado. Para ver el tamaño y la forma que quieres haz un patrón doble con papel de periódico. El patrón mas o menos puede ser así:
image

La línea verde indica que las dos piezas se deben coser juntas. La roja por donde hay que rizar.
image
Atención: Las capuchas se cortan sobre la tela doble. Hacer primero una de papel (o varias) hasta que quede bien. La pegáis con celo y a la cabeza. Luego, utilizarla de patrón. Al cortar la tela dejar unos dos centímetros alrededor para la costura.
image

En la parte delantera podéis dejar como 10 centímetros de mas, para hacer una vista y que quede más bonita.
Ahora vamos a coser la capucha:
Si no la vais a forrar, la costura central debe ser aseada. Hacer una pulsa_aquí , para que quede perfecta y no se vea el sobrehilado. (En el dibujo aparece una costura normal, que se ve mucho cuando la capucha está bajada).
image
Una vez cosidas entre sí las dos mitades de la capucha, volver la vista (esos 10 centímetros de mas extras que hemos dejado) hacia el interior de las mismas y coserlas con un puntito (mirad en el dibujo como debe quedar). Recuerda que debes remeter un centímetro hacia dentro, para que no se vea el borde deshilachado.
Después se debe pulsa_aquí la base a un centímetro y medio del borde (línea roja) hasta que mida lo mismo que el cuello de la capa que hemos rizado antes. Se reparten bien los pliegues y se une la capucha a la capa con muchos alfileres, sin amontonar el frunce en un lado. Debe estar repartido mas o menos igual.






















0 comentarios:

Publicar un comentario

Buscar


ENTRADAS ANTIGUAS

Recuerda

Antes de tu maquillaje has de preparar la piel de tu rostro, es importante limpiar e hidratar tu piel para que no se produzca ningún daño en la piel.